La visa del amor: Qué es y quiénes califican

Ciudadanos de Estados Unidos que mantengan una relación amorosa con una persona del extranjero, pueden solicitar una visa especial para que sus parejas vaya a EEUU y, eventualmente, puedan pedir la residencia permanante. Te contamos cómo es el proceso y los pasos a seguir, reseñó Telemundo.

Se trata de una visa no inmigrante que se solicita en el formulario I-129F, denominado Petición de Prometido Extranjero. Este es el primer paso para que el novio o novia vaya a Estados Unidos como no inmigrante y se case dentro de los 90 días de su arribo con su pareja, para que luego solicite un Ajuste de Estado a Residente Permanente.

El formulario debe ser enviado a las oficinas del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EEUU con la correspondiente con una tarifa de $535 y los documentos requeridos.

Para obtener una visa K-1 de prometido, el peticionante y su prometido ‘deben tener la intensión de contraer matrimonio dentro de 90 días luego de que su prometido sea admitido a EEUU como no inmigrante K-1’, según informa del USCIS.

Si las autoridades migratorias determinan que se cumplen los requisitos y la eligilidad, la petición-solicitud se aprueba y se envía al Centro Nacional de Visas y desde allí, envían los documentos al Consulado de Estados Unidos en el país de dónde es oriunda la persona beneficiaria.

 

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración tiene la discreción de aceptar o negar la solicitud.

Como requisito, además de la ciudadanía del peticionante, se incluye el siguiente: ambos se deben haber conocido ‘en persona al menos una vez dentro del período de 2 años antes de presentar su petición’.

Otro requisito: ambos ‘están legalmente libres para casarse (esto significa que ambos pueden casarse legalmente en Estados Unidos y cualquier matrimonio anterior ha sido rescindido legalmente por divorcio, fallecimiento o anulación), según informa la página web del Servicio de Ciudadanía e Inmigración.

Otro requisito muy importante: el casamiento debe ocurrir en Estados Unidos, dentro de los 90 días de admisión del novio o novia a EEUU.

Una vez que desde EEUU se envían los papeles al Consulado correspondiente, desde allí se comunican con el beneficiario de la visa K-1 para continuar con el proceso. Muy importante: se deben presentar la mayor cantidad de pruebas que la relación amorosa es real, seria y sin intenciones de fraude. Esto se comrpueba con, entre otras cosas, records de llamadas telefónicas, fotos, posteos en medios sociales, cartas, etc.

Si todo es aprobado, el beneficiario llega a EEUU, donde si se casa dentro de los 90 días de su arribo, puede solicitar el Ajuste de Estatus para convertirse en residente permanente, a través del formulario I-485, acompañado de toda la documentación y tarifas correspondientes.

The post La visa del amor: Qué es y quiénes califican appeared first on LaPatilla.com.