La vida dolarizada en Venezuela

Dejen tranquilo a Lorenzo, por Manuel Malaver

4 de febrero de 2018, por José Guerra