Unión Interparlamentaria manifiesta preocupación por intento de socavar la Asamblea Nacional

Unión Interparlamentaria. Foto Archivo
Unión Interparlamentaria. Foto Archivo

 

La Unión Interparlamentaria (UIP) se encuentra profundamente preocupada por el intento más reciente de socavar la Asamblea Nacional de Venezuela e insta a las autoridades venezolanas a respetar plenamente la integridad del parlamento venezolano, a propósito de las afirmaciones sobre adelantar comicios para votar a legisladores el próximo 22 de abril.

Según un comunicado de este organismo, garante de la defensa de los parlamento nacionales, este intento constituye un recorte del mandato que ostenta la Asamblea Nacional actual, cuyo fin estaba previsto para enero de 2021

La UIP manifiesta su honda preocupación por las declaraciones expresadas por funcionarios venezolanos de alto rango acerca de que las elecciones parlamentarias podrían llegar a celebrarse el 22 de abril de 2018, lo que efectivamente constituye un recorte del mandato que ostenta la Asamblea Nacional actual, cuyo fin estaba previsto para enero de 2021.

En numerosas ocasiones, la UIP ha expresado su alarma por la continuada usurpación de las facultades de la Asamblea Nacional y por la falta de respeto por la división de poderes en Venezuela. Adelantar la fecha de las elecciones parlamentarias dado el contexto actual avivaría la crisis que reina en Venezuela. La UIP insta a las autoridades competentes de Venezuela a reconsiderar su postura, abstenerse de realizar cualquier acción que subvierta la Asamblea Nacional y garantizar que sus miembros puedan desempeñar plenamente su mandato. Subraya la importancia del diálogo como el único medio posible para resolver el estancamiento político en curso.

La UIP recuerda que la Asamblea Nacional fue elegida por el pueblo venezolano para representarlo, por lo que debería permitirse que exista y funcione sin ninguna interferencia. En su calidad de organización internacional de parlamentos nacionales, la UIP reitera su firme compromiso de proteger a todos los parlamentos y parlamentarios que se encuentren bajo amenaza.